Breves Sustentabilidad

Una unión para la descarbonización del transporte aéreo

Air France-KLM, Total, el Grupo Aeropuertos de París y Airbus se unieron para participar en la descarbonización del transporte aéreo. Realizaron el primer vuelo de larga distancia con combustible de aviación sostenible (SAF) producido en Francia. 

El primer vuelo de larga distancia con combustible de aviación sostenible* (SAF, por las siglas de Sustainable Aviation Fuel en inglés) producido en Francia fue el AF342 que despegó el 18 de mayo de 2021 a las 15:40 horas de la terminal 2E del aeropuerto París-Charles de Gaulle con destino a Montreal (Canadá). El combustible fue producido por Total en sus plantas francesas.

Este vuelo hizo realidad la ambición común de los cuatro grupos de descarbonizar el transporte aéreo y de desarrollar una industria francesa de producción de SAF, condición indispensable para la generalización de su uso en los aeropuertos franceses.

Los biocombustibles pueden incorporarse sin necesidad de modificar las infraestructuras logísticas de almacenamiento y distribución, ni los aviones, ni los motores. Su uso progresivo a escala mundial debería permitir reducir significativamente las emisiones de CO² del transporte aéreo, en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

El biocombustible utilizado para este vuelo fue realizado con desechos y residuos provenientes de la economía circular. Total produjo este combustible a partir de aceite de cocina usado en su biorrefinería de La Mède, en la región de Bouches-du-Rhône, y en su planta de Oudalle, en la región de Seine-Maritime, sin utilizar aceite vegetal virgen.

Este primer SAF Made in France fue certificado ISCC-EU por la International Sustainability & Carbon Certification, una organización independiente que garantiza su sostenibilidad. Su incorporación en una proporción del 16% en este vuelo permitió evitar la emisión de 20 toneladas de CO².

Al desarrollar y apoyar de esta manera la primera etapa de una industria francesa de combustibles aéreos sostenibles, Air France-KLM, Total, el Grupo ADP y Airbus están marcando el camino para hacer de Francia un país motor de innovación, al servicio de la transición energética y medioambiental. La legislación francesa prevé hoy en día la incorporación de un 1% de este tipo de biocombustible en todos los vuelos iniciados en Francia a partir de 2022, adelantándose a la ambición de incorporación gradual (2% en 2025 y 5% en 2030) que se realizará en el marco del “Green Deal” europeo.

En respuesta a este cambio de legislación, Total también producirá biocombustibles sostenibles para la aviación a partir de 2024 desde su plataforma sin petróleo en Grandpuits, cerca de París.

Este vuelo ilustra asimismo la complementariedad de las diferentes acciones para la reducción de la huella medioambiental: combustible aéreo sostenible, aviones de última generación y electrificación de las operaciones en tierra. El vuelo se realizó con un Airbus A350, un avión que consume un 25% menos de combustible que el avión al que sustituye.

El combustible fue suministrado al avión con el primer camión de reabastecimiento 100% eléctrico, desarrollado en Francia con la experiencia de Total, y todo el equipamiento de pista utilizado por Air France también fue enteramente alimentado de electricidad.

Air France-KLM es uno de los pioneros en la experimentación con combustibles de aviación sostenibles. En 2009, KLM realizó su primer vuelo con SAF. Desde entonces, el Grupo ha multiplicado sus programas innovadores, en particular realizando 78 vuelos de Air France entre 2014 y 2016 con un 10% de SAF en colaboración con una filial de Total. Esta experimentación demostró que el uso de combustible sostenible no tiene ningún impacto en la fiabilidad de las operaciones de las aerolíneas. El Grupo Air France-KLM pretende reforzar su liderazgo en materia de combustible de aviación sostenible en los próximos años, al tiempo que se suma a la investigación sobre los aviones del futuro.

Paralelamente a esta operación, Airbus está realizando varias series de pruebas con el fin de certificar en vuelo los aviones de línea con un 100% de biocombustible de aviación sostenible en las próximas décadas. También, se han instalado estaciones específicas de reabastecimiento de SAF en sus centros industriales, lo que permite a Airbus utilizar este tipo de combustible en sus operaciones de producción, así como durante las entregas de aviones. Estas instalaciones forman parte de la ambición del grupo Airbus de descarbonizar todas sus actividades industriales.

Benjamin Smith, Director General de Air France-KLM, declaró que “el Grupo Air France-KLM está comprometido desde hace mucho tiempo con la reducción de su huella medioambiental. Junto con la renovación de nuestra flota, los combustibles aéreos sostenibles (SAF) son la principal acción a mediano plazo que podemos implementar para reducir a la mitad nuestras emisiones de CO2 por pasajero/km para 2030. Por lo tanto, el SAF está en el centro de nuestra estrategia, junto con el eco-pilotaje y la neutralidad de carbono en nuestras operaciones en tierra. Francia tiene hoy en día la oportunidad de posicionarse como líder en la producción y utilización de combustibles sostenibles, y estamos haciendo todo lo posible para contribuir a ello junto a nuestros socios. Hacer emerger una industria francesa económicamente viable para todos los actores es una prioridad estratégica para el país y para el Grupo”.

Patrick Pouyanné, CEO de Total, comentó por su parte que “el desarrollo de los biocombustibles es uno de los elementos clave de la estrategia multienergías de Total para afrontar el reto de la descarbonización del sector del transporte. Tras iniciar con éxito la producción de biocombustibles sostenibles para la aviación en nuestros centros de producción de Francia el pasado mes de marzo, seguimos adaptando nuestras instalaciones industriales para satisfacer la creciente demanda del sector de la aviación en la próxima década. Al reducir directamente la intensidad de carbono de los productos energéticos utilizados por nuestros clientes del transporte aéreo, estamos colaborando activamente con ellos para lograr nuestra ambición de alcanzar la neutralidad de carbono para 2050, junto con la sociedad”.

Augustin de Romanet, CEO del Grupo Aeropuertos de París, agregó que “este primer vuelo desde el aeropuerto de París-Charles de Gaulle es un símbolo de nuestra ambición de descarbonizar el transporte aéreo, mediante la integración de nuevos combustibles aéreos sostenibles en los aviones. La hoja de ruta del transporte aéreo europeo tiene como objetivo las emisiones netas cero para 2050, y nosotros, como operadores de aeropuertos, estamos dispuestos a acompañar esta transición energética y a emprender, sin demora, el camino de la transformación de nuestras operaciones e infraestructuras”.

Finalmente, Guillaume Faury, CEO de Airbus, declaró que “los combustibles sostenibles son un elemento fundamental para alcanzar nuestros objetivos de descarbonización del sector de la aviación, y Airbus apoya todas las iniciativas que contribuyan a su desarrollo y uso en los vuelos comerciales. Es necesario que todas las partes interesadas actúen de forma coordinada para aumentar el porcentaje de estos combustibles sostenibles, que ahora pueden utilizarse hasta en un 50% en nuestros aviones, sin ninguna modificación ni impacto operativo, reduciendo en la misma proporción su huella medioambiental”.

(*) El combustible de aviación sostenible (SAF) es una mezcla de combustible aéreo convencional (JET-A1) y de biocombustible de aviación sostenible, producido a partir de desechos y residuos provenientes de la economía circular (grasas animales, aceites de cocina usados, etc.). Este último tiene propiedades similares a las del JET-A1 y ofrece una reducción de hasta el 90% de las emisiones de CO2 durante todo el ciclo de vida en comparación con su equivalente fósil.

Acerca de Air France-KLM

El grupo opera vuelos sin escalas entre Buenos Aires, París y a Ámsterdam, con conexiones a todo el mundo desde sus hubs de París – Charles de Gaulle y Ámsterdam – Schiphol. En 2020, KLM cumplió 101 años.

Air France-KLM es el grupo líder en términos de tráfico internacional desde Europa. Ofrece a sus clientes acceso a más de 250 destinos, gracias a las redes aéreas combinadas Air France, KLM Royal Dutch Airlines y Transavia. Con una flota de 554 aviones y 104 millones de pasajeros transportados en 2019, Air France-KLM opera hasta 2300 vuelos diarios, principalmente desde sus hubs de París-Charles de Gaulle y Ámsterdam – Schiphol. Su programa de viajeros frecuentes, Flying Blue, es uno de los líderes en Europa, con más de 17 millones de miembros. Junto a sus socios Delta Airlines y Alitalia, Air France y KLM operan la mayor joint venture transatlántica, con más de 275 vuelos diarios. Air France y KLM son además miembros de la alianza SkyTeam, que reúne a 19 aerolíneas y ofrece a sus clientes una red global de más de 14.500 vuelos diarios hacia más de 1150 destinos en 175 países, así como 672 salas VIP.

Más datos en www.klm.com.ar y www.airfrance.com.ar

 

Print Friendly, PDF & Email

Suscribite a nuestro Newsletter